Compatibilidad: Escorpio y Capricornio

escorpiocapricornioQué gusto da escribir una compatibilidad tan armónica como ésta, la de escorpio (signo de agua) y capricornio (signo de tierra).

Agua y tierra combinan en su caso dando lugar a un terreno muy fértil en el que, si se lo proponen, no dejarán de recolectar frutos.

Lo más difícil de su relación está en el comienzo, ya que los dos son signos muy reservados y les lleva su tiempo confiar en el otro para mostrar qué hay en su corazón. Pero, una vez superada esta fase, oooohhhh… todo parece ir sobre ruedas. ¿Qué tal si lo vemos más a fondo?

Escorpio y Capricornio en el trabajo

En el trabajo, escorpio y capricornio se llevan bien, porque comparten muchas cualidades y, aquéllas que no comparten son complementarias.

Los dos son ambiciosos y perseverantes a la hora de lograr sus objetivos. Y, además, se admiran el uno al otro por ello.

A escorpio le gusta que capricornio sea tan trabajador, tan responsable, tan comprometido. No olvidemos que escorpio es un signo fijo, caracterizado por la constancia. Por esa razón, la admira en capricornio que, como buen signo cardinal, destaca por sus ideas emprendedoras, pero también por la determinación con la que las persigue.

Juntos forman un equipo muy prolífico cuando se proponen objetivos conjuntos. Capricornio es más metódico y escorpio, más emocional, pero conjugan bien sus diferencias y cosechan resultados extraordinarios.

Eso no quiere decir que, de vez en cuando, no tengan sus rifirrafes. Escorpio y capricornio, tanto en el trabajo como en sus relaciones personales, son muy testarudos y tampoco soportan sentirse controlados. He ahí algo con lo que tendrán que tener cuidado.

Escorpio y Capricornio como amigos

La amistad entre escorpio y capricornio será profunda y duradera, siempre que estos signos se tomen el tiempo necesario para conocerse y conectar.

Ya lo dijimos. Capricornio y escorpio tienen apariencia seria, son muy reservados y, a veces, desconfiados. Por lo que habrán de ir aproximándose despacio, hasta que se sientan cada vez más cómodos para mostrarse tal y como son.

Lo bueno es que no tienen prisa y que, si se dan ese tiempo, construyen una amistad a la que ambos son firmemente leales. Una amistad en la que el práctico capricornio, además, se dejará influir por la profundidad de las emociones de escorpio.

Sí, muy bonito, aunque también habrán superar las discusiones que, muy probablemente, nazcan de sus respectivas terquedades (sobre todo, la de escorpio).

Y que escorpio se prepare, porque su lado emocional se ve venir, pero el de capricornio está ahí, latente. Y, si escorpio trata de controlar o manipular a capricornio y a éste no le da la gana de seguir comba, se indigna y se convierte en una cabra furibunda.

Así es que, consejo especial para escorpio: Cuidado con controlar al “tranquilo” capricornio.

Escorpio y Capricornio en el amor

Lo dicho hasta ahora, también vale para el amor. Parece ser que esta pareja está bendecida por los astros.

Conocerse en profundidad les cuesta, como hemos dicho, pero la atracción entre ellos suele darse desde el minuto uno de la relación.

Sobre esa atracción, poco a poco, la intimidad se abre paso, cuando se trata de una relación seria. Cada uno va enseñando sus cartas y dejando atrás las dudas iniciales.

En los escarceos amorosos no suele haber tanto prolegómeno, pero cuando se trata de decidir si se comparte la vida con alguien, tanto capricornio como escorpio evalúan muy bien el terreno que pisan, porque quieren de una relación lo mismo que están dispuestos a ofrecer, que es mucho.

Los dos buscan el “retorno de su inversión” en cada relación que construyen. Porque para eso dan lo mejor de sí mismos: compromiso y lealtad sin fisuras.

Afortunadamente, suelen verse recompensados con esta unión, que combina la razón y la sensualidad de capricornio con la intuición y pasión escorpianas. Nada decepcionante para ninguno de los dos.

Como pareja, también son ambiciosos, trabajadores y hasta tienen un sentido del humor totalmente compatible. Éste, en ocasiones es oscuro y cáustico, pero mientras ellos lo disfruten…

Se comprenden en sus momentos depresivos, que los hay. Se dan espacio cuando quieren estar a solas del mundo. Entienden la tendencia a sobre-preocuparse que tienen ambos. Sí, todo eso y más.

Ese “defecto” de capricornio de ser tan pragmático le viene a escorpio como agua de mayo, cuando busca a alguien que le ayude a enfocar la realidad sin perderse en las emociones.

Y, eso de la posesividad de escorpio, lo acoge de buen grado capricornio, porque se siente seguro, muy seguro a su lado.

Ciertamente, es una combinación maravillosa, siempre que no haya luchas de poder y que solventen con diálogo las probables discusiones que surjan.

Por ejemplo, por la distancia emocional que puede abrirse, si a capricornio le da por centrar la mayor parte de sus esfuerzos en el trabajo. Pero, en este caso, no podemos decir que se trate de un problema de importancia. Porque capricornio, la mayoría de las veces, suele entender la necesidad de proximidad de escorpio, a menos que éste se la reclame de mala manera.

Conclusión: Compatibilidad alta, muy prometedora, siempre que se repartan el poder y el diálogo no falte. 😉

Gracias a Clau, que nos pidió esta compatibilidad.