Compatibilidad: Cáncer y Libra

cáncerlibra

Nos ocupamos hoy de dos signos muy amorosos, aunque cada uno con su estilo: cáncer (signo de agua) y libra (signo de aire).

A priori son parecidos en la búsqueda de la armonía en sus relaciones y en su aprecio por el buen vivir, pero rascando la superficie encontramos muchas difererencias de las que vamos a hablar.

Cáncer y Libra en el trabajo

Cáncer y libra también comparten que son signos cardinales. Esto es, ambiciosos; de los que inician proyectos apuntando a lo más alto.

Si coinciden en el objetivo, genial. Forman un equipo de trabajo enfocado y productivo, en el que se complementan que da gusto.

Imagina hasta dónde pueden llegar con el manejo de las finanzas de cáncer, que como gestor es el “number one“, y con la soltura diplomática de libra para expandir horizontes.

Claro que, si no están encaminados hacia el mismo objetivo, eso no se cumple.

Cáncer y Libra como amigos

En las relaciones personales comienzan a aflorar esas diferencias de las que hablamos.

Libra es más sociable y se divierte en contacto con gente diversa. Cáncer es más introvertido y tranquilito en este aspecto. Por lo que no es raro que, para libra, cáncer resulte un poco muermo y, que el cangrejito piense que libra consume demasiadas energías con tanta relación superficial.

Su estilo comunicativo también difiere. Libra es de los que se acercan a cáncer para preguntarle algo directamente, sin malicia pero a las claras. Y cáncer es de los que necesitan tener más confianza y rodaje para responder a determinadas cuestiones. Por eso, puede sentirse incómodo por el abordaje de libra.

Y es que libra habla de todo y con todos. Le gusta saber lo que piensan los demás y analizar la realidad desde distintos puntos de vista. Es racional y abierto.

Cáncer es más emocional analizando la realidad y, aunque no cambia de perspectiva tan fácilmente como libra, también tiene sus conflictos con la toma de decisiones. En su caso, por el “qué dirán” y por los compromisos sociales y personales.

Como amigos o pareja, pueden ayudarse bastante en este aspecto.

Libra podría hacer que cáncer se aproximara a sus decisiones desde una perspectiva más racional y, al revés. Cáncer invitaría a libra a dejarse llevar por el corazón (y por los compromisos adquiridos).

Pueden llevarse bien, porque a los dos les gusta dar y recibir afecto, porque buscan relaciones armoniosas y huyen de los conflictos. Además, son muy considerados con las necesidades de sus amigos (o pareja).

Eso no quita que alguna vez cáncer se tire de las pinzas cuando la indecisión de libra le saque de sus casillas. O que libra huya a toda velocidad al ser testigo de un inexplicable momento de bajón de cáncer, que llora y moquea… Pero, ¿qué te pasa ahora?

Cáncer y Libra en el amor

Lo dicho arriba sirve también cuando la relación se estrecha. Para resaltar lo más positivo, estos signos suelen gustarse y no sólo por lo que tienen en común.

Aunque en grandes dosis sea irritante para cáncer, este signo admira el don de gentes de libra y su desparpajo, su alegría. Lo mismo que le pasa a libra con el cangrejo, que es tierno, acogedor y proporciona seguridad a las personas que le importan.

Sí, cáncer proporciona seguridad, pero también la busca. Y aquí hay que hablar de dinero. La estabilidad económica puede ser un cartucho de dinamita en esta pareja.

Cáncer es generoso, pero también muy ahorrador y libra, ya lo hemos dicho, no es tan medido en ese aspecto.

¿Discusiones? Seguro que las habrá gordas, sin que llegue la sangre al río. Quizás, libra demande que se satisfagan sus necesidades intelectuales y cáncer, las emocionales.

Les queda que bregar a los dos para aprender a complementarse, pero si la Luna y Venus los bendicen (que son sus regentes, femeninos además), podrían escribir su futuro juntos.

Conclusión: Compatibilidad regular, difícil para una relación de pareja a largo plazo, pero… ¡ahí está el desafío!

Gracias a Aloxz, que nos pidió esta compatibilidad.