Compatibilidad: Cáncer y Virgo

cáncervirgoVuelve a ser un placer escribir una compatibilidad entre signos que se entienden tan bien. En este caso, el bendecido por la Luna, cáncer, y uno de los consentidos de Mercurio, virgo.

A pesar de sus muchas diferencias, cáncer (signo de agua) y virgo (signo de tierra) construyen relaciones sólidas y estables, basadas en el respeto y en la consideración mutua.

Suelen llevarse bien en cualquier contexto. Así sean vecinos, compañeros de trabajo o parientes lejanos.

Aunque, al contrario que ocurre con otras combinaciones de signos, su relación es tanto mejor cuanto más cercana. Lo que los convierte en una de las parejas más idóneas para llegar juntos al altar o al juzgado.

Apuntemos más detalles…

Cáncer y Virgo en el trabajo

Tanto virgo como cáncer son muy trabajadores y disciplinados a la hora de perseguir sus objetivos. Y también tienen en común su constante búsqueda de la seguridad.

Eso los convierte en un buen equipo. Un equipo que planea minuciosamente para tenerlo todo controlado y minimizar riesgos.

Cáncer es un signo cardinal, que se mantiene permanentemente enfocado en lo que desea. Cualidad que es admirada por virgo.

A su vez, cáncer admira la inteligencia y la capacidad de adaptación de virgo ante los imprevistos. Que para eso virgo es un signo mutable.

Así, sustentada en el respeto y la admiración, es como logran establecer un clima de seguridad y confianza recíproca.

Eso no quita que tengan sus momentos de críticas y ajustes. Éstos son inevitables entre dos signos con afán de supervisarlo todo.

Sin embargo, saben cómo volver a lo primordial, al interés común. Rara vez les da por competir o imponerse el uno sobre el otro. Lo que buscan es el beneficio de ambos, sobre todo si es económico.

Cáncer y Virgo como amigos

Vamos estrechando lazos y aquí es donde cáncer y virgo dan lo mejor de sí mismos.

Ambos son reservados y respetuosos. Virgo, más reacio a expresar sus sentimientos hasta que se establece una confianza sólida entre los dos.

Pero esta confianza surge, porque cáncer, este signo empático de naturaleza compasiva, enseguida se percata de lo generoso que es virgo a la hora de ayudar a los demás y de una de sus más reseñables virtudes: la lealtad incondicional.

Así, cáncer responde a virgo del mismo modo. Con lealtad y con la seguridad de que no lo va a dejar tirado en el momento que más lo necesite.

Cáncer y Virgo en el amor

La pareja virgo-cáncer se conquista serenamente, por lo que hemos dicho de que ambos son reservados (especialmente virgo con sus sentimientos más profundos).

Se van aproximando despacio, prevaleciendo el respeto y las buenas formas. Hasta que un día admiten que están hechos el uno para el otro.

A los dos les gustan más las relaciones estrechas y significativas que las conquistas o aventuras ocasionales. Prefieren la cercanía, el hogar, lo estable.

Cáncer y virgo son dos signos con tendencia a preocuparse demasiado y a darles muchas vueltas a las cosas. Virgo, desde un sentido lógico y práctico. Cáncer, llevado por sus emociones y su intuición.

Se estresan con facilidad, padecen baches anímicos y, cuando están cada uno por su lado, a veces se deprimen de lo lindo.

Pero la cosa cambia cuando están juntos. Porque el uno es muy considerado con las necesidades y los deseos del otro. Se cuidan mutuamente y se brindan esa seguridad que anhelan.

A cáncer le gusta que virgo sea tan observador, que sepa escuchar y que le ofrezca su punto de vista sobre las cosas. Sabe que virgo siempre le tiene en cuenta.

Virgo es paciente con la necesidad de control de cáncer. Y, a su vez, cáncer lo es con el afán de perfeccionismo de virgo, con su sentido de la responsabilidad (a veces excesivo) y con sus críticas, porque al mismo cáncer le gusta que todo esté organizado y bien hecho.

Eso sí, que virgo no lleve su perfeccionismo demasiado lejos ni que se pase con críticas que puedan herir la susceptibilidad del cangrejo. Aquí es donde esta pareja puede chocar: Cuando cáncer interprete las críticas de virgo como ataques personales (sin serlo en absoluto).

Pero, con el tiempo, virgo se va haciendo más cuidadoso y cáncer, más resistente. De hecho, la relación entre estos signos es de las que mejoran con el paso de los años.

Siempre prevalece el interés común: la seguridad, la estabilidad y vivir lo mejor posible. Son una pareja muy práctica.

Porque virgo y cáncer también tienen en común su gusto por la vida cómoda y próspera, y por rodearse de cosas buenas. Esto, claro está, conseguido de modo honesto y sin traicionar sus principios.

Un entendimiento y compenetración bárbaros. ¿Qué más se puede pedir? Sin duda, tienen la base para construir una relación muy, muy fuerte y enriquecedora para ambos.

Conclusión: Compatibilidad alta Destaca la mutua dedicación que se brindan y lo bien que trabajan juntos para la consecución de sus objetivos comunes.

Lizzie nos pidió esta compatibilidad. Seguimos con las pendientes.