Compatibilidad: Acuario y Piscis

piscisacuarioHe aquí otra de esas compatibilidades imprevisibles resultantes de combinar lógica y emociones, cabeza y corazón: la compatibilidad entre acuario (signo de aire) y piscis (signo de agua).

Dos polos opuestos que pueden lograr el entendimiento, a pesar de sus diferencias. Porque comparten algo esencial para lograrlo: los dos son idealistas y, sobre todo, muy creativos.

Acuario y piscis pueden encontrar soluciones y respuestas (a veces, extraordinariamente extrañas) para cualquier problema que enfrenten.

¿Utilizarán su don creativo para compatibilizar sus diferencias?

Acuario y Piscis en el trabajo

Precisamente, aquí es donde destaca sobremanera la capacidad creativa de ambos cuando unen sus fuerzas.

Lo que paren sus cabecitas no son ideas al alcance de todo el mundo. Por lo que lo idóneo es que encaren juntos un proyecto complicado. De preferencia, uno que se centre en mejorar algún aspecto de la vida de las personas.

Ideas no les faltarán, siendo las de acuario más sensatas y lógicas que las de piscis, por lo general. Y eso, contando con lo que a acuario se le va la olla cuando inventa cosas estrambóticas…

Piscis tiene tanta imaginación que, a veces, descarrila. Pero también tiene una virtud de la que adolece acuario: tolerancia cuando sus ideas no son aceptadas.

Acuario y piscis no son el equipo ideal, porque no cuidarían el aspecto financiero de los proyectos con el esmero de otros signos y porque se les da mejor empezar las cosas que terminarlas.

Aun así, ya acumulan puntos con eso de la generación de ideas y con la convivencia, que es aceptable, gracias también a que piscis suele ceder bastante cuando acuario entra en sus arrebatos de cabezonería.

Acuario y Piscis como amigos

Estos signos necesitan mucho espacio, pero de un modo distinto. Acuario lo necesita para relacionarse. Es extrovertido y conoce gente allá donde vaya. Por el contrario, piscis lo necesita para estar a solas, porque tanto barullo lo satura. El pescadito es más de pequeños círculos, como bien sabes.

También comparten su mentalidad abierta, pero aquí los dos caen en fatales errores. Ocasionalmente, acuario es intransigente e incluso cruel juzgando a todos aquéllos que no comparten su punto de vista. Piscis se va al extremo opuesto: muchas veces muestra comprensión y solidaridad por individuos que no merecen tantas consideraciones.

Piscis entrega su confianza rápidamente. Es dulce, bonachón… y piensa que todo el mundo es así de bienintencionado. Tiene muy en cuenta a los demás y procura hacerles la vida más fácil.

Este aspecto abnegado y sacrificado de piscis no es muy del gusto de acuario. Lo ve demasiado manipulable. Así como a piscis tampoco le convence que acuario sea tan despegado y racional para ciertas cuestiones.

No obstante, sí pueden ser buenos amigos. Los dos coinciden en dejar atrás tensiones y enfrentamientos para seguir adelante. Y esta cualidad es importantísima en las relaciones.

Acuario y Piscis en el amor

Las relaciones amorosas de acuario suelen comenzar en el terreno de la amistad. Hasta que un día comienza a mirar de otro modo a ese ser encantador, acogedor, sensible y misterioso, que parece que vive en las nubes: ¡piscis!

La manera tan distinta que tiene piscis de entender el mundo atraerá al lógico de acuario. Y el descaro de acuario para pensar diferente, le pese a quien le pese, hará de imán para el pescadito, que admira esa frescura.

Más que nunca, es precisa una base de respeto y admiración mutuas, para poder limar sus diferencias y hacerlas compatibles.

Porque problemas en la comunicación de seguro encuentran. Entre ellos, que a acuario le cueste adaptarse a esos “razonamientos emocionales” tan confusos de piscis y a sus cambios de humor, que encuentra inexplicables.

Y piscis, que necesita sentirse escuchado, comprendido y que se establezca una conexión más allá de la fría lógica… ¿Cómo puede conectar con acuario?

Pues, con tiempo y voluntad, los dos acercan posturas. Acuario va explorando su lado emocional y piscis aprende a desligarse de determinadas situaciones para que no le afecten tanto.

Esto es posible. Los dos pueden encontrar soluciones y aplicarlas para que su relación prospere. A no ser que ocurra como en esos proyectos de los que hablábamos al inicio: que los dejen sin terminar.

En ese caso, es acuario el que se aburre y dice: – Hasta aquí hemos llegado. Y piscis no le lleva la contraria: – Pues, sí

Conclusión: Compatibilidad tirando a baja. Las mentes creativas de acuario y piscis habrán de dar encontrar el modo de encajar, compensar y compatibilizar sus diferencias. Queda que estén dispuestos a hacerlo…

Gracias a Katia, que nos pidió esta compatibilidad.