Compatibilidad: Acuario y Acuario

acuarioacuarioAcuario es ese rebelde signo de aire, regido por Urano y Saturno. Urano le inspira sus inagotables ideas novedosas, revolucionarias (hasta excéntricas). Saturno le inyecta tenacidad, responsabilidad y fuerza para superar cualquier tipo de problema usando su arma más potente: la inteligencia.

Pues, si esto es un Acuario. Ahora pensemos en dos, que se encuentran y comparten su afán por mejorar el mundo. ¿Se entenderán o se opondrán el uno al otro?

Todo puede suceder con el que se dice que es el signo más impredecible del zodiaco.

Veamos qué tal se lleva el dúo de portadores de agua.

Acuario y Acuario en el trabajo

Acuario + Acuario son el equipo de trabajo perfecto, siempre y cuando formen parte del mismo bando y que los dos coincidan en respetar los puntos de vista del otro.

Recordemos que Acuario es un signo fijo; de los que, una vez que se han asentado en ideas, principios o decisiones, rara vez cambian de onda. Sólo lo hacen cuando quien quiere convencerlos de lo contrario les da argumentos lógicos y muy convincentes.

Ahí estará la clave de su feliz alianza laboral. Que, salvado este “detalle”, será ultra-productiva, solvente (en especial, trabajando bajo presión) y muy prolífica en ideas.

Acuario y Acuario como amigos

El ingrediente que destaca en la relación de los amigos Acuario es la diversión. Claro, entre los dos se entienden tan bien y hacen tan buena mancuerna, que estarán de acuerdo en generar y aprovechar infinitos momentos de júbilo.

También ganan en contactos y amistades. Si ya un sólo Acuario conoce a medio mundo, cuando se junta con el otro… ¡qué barbaridad!

Acuario es muy, muy sociable. Y, a pesar de eso, independiente; cosa que su compañero de signo entiende y respeta.

Además, los dos comparten entre sí y con los demás experiencias y conocimientos, convirtiéndose en una fuente de aprendizaje e inspiración para quienes les conocen.

Por último, destaquemos que rara vez se les caerá el techo de la casa encima, ya que la mayor parte del tiempo suelen estar afuera, ya sea divirtiéndose o buscando la manera de poner su granito de arena en la construcción del mundo que desean legar a futuras generaciones.

Acuario y Acuario en el amor

Hemos visto que el dúo Acuario funciona de cine en trabajo o negocios y, desde luego, en la amistad. De hecho, frecuentemente este signo se decanta por uno de sus amigos a la hora de elegir a su pareja sentimental.

De este signo destaca que es uno de los menos prejuiciosos y carcas a la hora de elegir compañero/a. No toma en cuenta posibles barreras como la edad, la posición socioeconómica, la raza, la religión… Y, todavía menos, el aspecto físico.

Para Acuario lo más importante es la mente. Lo que anhela es poder entablar una comunicación maravillosa con la otra persona. Desea encontrar un compañero/a que esté a su lado creciendo, construyendo un proyecto juntos y compartiendo lo que haya de venir.

Cuando Acuario se une a Acuario prima la sinceridad. Establecen una relación cómoda para ambos, responsable y respetuosa.

Ya, no es precisamente una historia de loca pasión. Pero, ¿y qué falta hace? ¿Para qué los dramas, los celos obsesivos, la posesividad y las emociones descontroladas?

¡Ah! ¿Y te acuerdas de que hemos dicho que éste es, quizás, el signo más impredecible de todo el zodiaco? Pues, ahí está la respuesta y el principal escollo que encuentra esta pareja.

Acuario, en principio, no está acostumbrado a sumergirse en los sentimientos y en las pasiones. Suele quedarse en lo visible, en la superficie. Pero, un buen día, emerge la parte del iceberg que se ha negado a explorar, produciéndole desconcierto a él/ella, a su pareja y todos los que están alrededor. De ahí que se diga que es tan impredecible.

Luego, ése va a ser el reto de esta pareja: Tomarse tiempo para conectar, no sólo con la razón, sino también desde su lado emocional; ser más receptivos y expresivos en este sentido, para que su relación sea, además de todo lo dicho, cálida y acogedora.

Conclusión: Compatibilidad muy alta. En la pareja Acuario la comunicación es excelente. Si tienen amores, tendrán que reforzar especialmente su conexión emocional. Pero, para este par tan acostumbrado a conseguir lo que se propone, ése no es un gran obstáculo, ¿verdad?

Gracias a Giselle, que nos pidió esta compatibilidad.