Tu cita con aries

aries¿Cómo? ¿Qué tienes una cita con aries? ¡Qué suerte la tuya!

¿Todavía te estás pensando si ir o no ir?

Ahora no puedes echarte atrás, porque aries irá a buscarte a casa como le des plantón y es capaz de echar la puerta abajo a cabezazos. Haberlo pensado antes.

¿Por qué digo que tienes suerte?

Para empezar, aries sabe lo que quiere, ¡lo quiere ya! y resulta que eres tú la persona elegida por su fogoso corazón.

Si no le gustaras nada, te lo habría dicho directamente. Ya sabes que aries lo dice todo a las claras. Por lo tanto, fuera tus dudas.

Otra razón (muy importante) para salir con aries: es bueno para la salud.

¿Te has sentido pasto del estrés últimamente? Una cita con aries es desestresante por la descarga de adrenalina que te espera.

Aries no te invitará a hacer croché y petit point frente al calor de una chimenea. Sí, eso también es relajante, pero aries quiere que tu corazón bombee a tope.

En el caso de que tú seas de un signo así de tranquilo, de ésos que gustan del calor de la chimenea y de las manualidades caseras, aries también aprovechará la oportunidad.

Llegará a casa con un vestido, jersey o traje rojo, te sentará frente a la chimenea y te dará un hilito para que tires de él sin pudores y le deshagas la vestimenta.

Iniciará un baile descarado, mientras que tú enrollas el hilo en una madeja interminable. Y, cuando tu corazón suene como una manada de caballos desbocados, irás corriendo a buscar las tijeras para ir más deprisa.

Si llevas tiempo con el motor parado y oxidado, aries lo reparará, lo engrasará y lo dejará a punto para que arranque y acelere, acelere, acelere…

Eso es lo que te espera con aries: aventura, riesgo y calor.

Si todavía no tienes una cita con aries pero te gustaría horrores tenerla, un consejo: no seas sutil en la seducción.

Sé juguetón, pero directo. Aquí tienes más pistas para seducirle. 😉