2012: Año del dragón

Dentro de unas semanas, dejaremos el año del conejo para entrar en el año del dragón. Más exactamente, el dragón de agua.

Si has nacido en los años 1940, 1952, 1964, 1976, 1988 ó 2000, lo que sigue también te atañe.

Por sí sólo el signo del dragón se asocia a la buena suerte y, la persona nacida bajo él, contará con loables virtudes, como la nobleza, el valor y la tolerancia. Si las desarrolla o no, es otra historia.

El dragón nació para ser líder, conservando su independencia, y llevando a cabo sus proyectos con gran energía.

Sobre sus gustos, podemos decirte que sienten predilección por el color verde azulado. Les atrae lo relacionado con la tecnología y, si tienen que hablar en público, no se cortan.

Suelen ser buenos amigos de ratas y monos, pero no se llevan bien con los perros. A ratos tampoco aguantan a bueyes y cabras.

Hay cinco tipos de dragones, en los cuales se acentúan determinadas cualidades:

  • Dragón de metal (1940, 2000): Fuerte, valiente, determinado y muy activo.
  • Dragón de madera (1964): Creatividad e independencia son sus mejores armas.
  • Dragón de fuego (1976): De por sí, el dragón echa fuego por la boca. Si es dragón de fuego, ¡doble fuego! Su temperamento es una bomba. Es el peor enemigo que puedes tener.
  • Dragón de tierra (1988): Práctico y con una destacada capacidad de organización.
  • Dragón de agua (1952, 2012): Este dragón tiene más paciencia y está más pendiente de las necesidades de otros. Su temperamento es menos explosivo.

Felicidades a los dragones, que este año (a partir del 23 de enero) es para ellos. A ver si esa determinación característica de su signo no les falla.

Para toda la fauna del zodiaco, dragones incluidos, el 2012 será un año de turbulencias financieras. No hace falta ser vidente para lanzar esta predicción, que espero que en tu caso no se cumpla. 😀

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...